Una dieta saludable comienza en el supermercado

05.09.2017

Aunque parece algo obvio, terminarás comiendo lo que compres. Una compra saludable está estrechamente relacionada con una dieta saludable. Si en casa hay productos e ingredientes sanos, comerás sano.


Te damos a continuación una serie de consejos a seguir cuando compres tus alimentos:

1.- Haz una lista cerrada de todo lo necesario a comprar, para ello planifica el menú semanal y compra solo los ingredientes semanales necesarios.

2.- Trata de no hacer compras pequeñas frecuentes, es mucho más difícil controlar lo que compras y eludir los caprichos.

3- No compres nunca cuando tengas hambre, comprarás más de lo necesario y sobre todo de productos procesados como la bollería industrial. Recuerda que las grasas trans, sal y azúcar son adictivos y nos apetecerán por encima de otros alimentos más nutritivos y sanos.

4.- Incorpora más alimentos frescos y de temporada, al igual que harinas integrales (no refinadas) , no están procesados y por tanto son mucho más sanos.

5.- Lee las etiquetas de los alimentos y elimina los más procesados (repetimos, las grasas trans, las harinas refinadas, la sal y el azucar añadidos son enemigos de nuestra salud).

6.- NO compres snacks, chuches, refrescos, bollería industrial ni alimentos precocinados. 

Hacer una compra saludable es como adquirir cualquier otro hábito, al principio cuesta un poco, pero con el paso de las semanas y más cuando observemos lo fácil que es obtener resultados favorables para nuestra salud, lo añadiras casi sin darte cuenta a tu forma habitual de vida.