Por qué algunas zonas del cuerpo pierden la grasa más fácilmente que otras

15.10.2018

Nuestra genética hace que la distribución de la grasa corporal no sea homogénea en nuestro cuerpo, del mismo modo la genética hace que las mujeres tengan un mayor porcentaje de masa grasa que los hombres.

A las mujeres les resulta más fácil perder grasa en el tronco y abdomen, por ejemplo es frecuente que el pecho disminuya de tamaño pues está compuesto fundamentalmente de grasa, sin embargo la zona de glúteos, caderas y muslos contiene más masa muscular y por tanto es más difícil reducir su volumen. Esto es lo que se denomina tipo ginoide (propio de las mujeres), en este caso la grasa se acumula bajo la piel como reserva energética y aunque no provoca problemas cardiovasculares, causa problemas circulatorios.

En los hombres la grasa se acumula sobre todo en el abdomen y se inserta dentro de los órganos por lo que genera problemas cardiovasculares (tipo androide).

La edad hace que las mujeres sufran cambios hormonales, las hormonas femeninas caen durante la menopausia y la grasa puede empezar a depositarse en el abdomen (como en el caso de los hombres).

Las dietas que dicen que nos harán perder peso de zonas concretas de nuestro cuerpo mienten. Nuestro organismo utilizará la grasa de distintas zonas del cuerpo, en cada caso de donde le resulte más sencillo para no perjudicar nuestras funciones corporales.

Los ejercicios de zonas concretas de nuestro cuerpo (como hacer abdominales), tonificarán los músculos de esa zona, pero no la harán perder más grasa que otras zonas del cuerpo.

No se pueden hacer milagros de perder peso solo de determinadas zonas, pero a largo plazo la combinación de dieta equilibrada y actividad física continuada (combinando ejercicios de resistencia y de fuerza), mejorarán no solo nuestra salud sino también nuestra silueta en su conjunto.