Pautas a seguir para mejorar la alimentación de nuestros hijos.

22.08.2018

En nuestro anterior artículo comentamos algunos de los fallos que cometemos en la alimentación de nuestros hijos, en este artículo daremos pautas concretas y prácticas para mejorar su alimentación.

En primer lugar debemos de practicar con el ejemplo, los niños aprenden por imitación, si nos ven comer sano ellos también lo harán. 

Para conseguir lo anterior lo primero es comer en familia, ya hay estudios que demuestran que los niños que comen en familia comen más frutas, verduras y cereales integrales, al mismo tiempo que toman menos comidas preparadas.

Debemos de distribuir los alimentos en cinco o seis comidas en los que incorporaremos al menos 3 productos lácteos y tres raciones de fruta y dos de verduras.

El desayuno es la comida más importante, los niños no pueden salir de casa sin apenas desayunar, el desayuno debe proporcionar calorías y nutrientes suficientes en cantidad y calidad para empezar el día con energía.

Como a los niños hasta que se acostumbran les cuesta ingerir frutas, verduras y pescado, debemos utilizar trucos para ir incorporándolos poco a poco como  incorporarlos a sus platos preferidos como pizza, arroz, sandwiches o ensaladas.

Y para finalizar recuerde que cambiar hábitos no es imposible, pero requiere de mucha constancia y paciencia. Aproveche también la ocasión para que no solo sea su hijo el que coma sano, si usted lo hace si hijo lo imitará al tiempo que usted mismo mejora su salud.