Obesidad y envejecimiento

15.04.2018

Cada vez son más los estudios que relacionan la obesidad con el envejecimiento acelerado.

Todos hemos observado como la práctica totalidad de las personas que llegan a edades avanzadas, tienen una constitución delgada.

Con la obesidad acumulamos en nuestro cuerpo grasa blanca que produce sustancias que libera en la sangre y que causan inflamación en nuestro organismo, esta inflamación es leve (por lo que aparentemente no nos produce daños), pero continua, por lo que poco a poco va produciendo daños en nuestro cuerpo.

Si tuviéramos que dar un consejo sobre como retrasar nuestro envejecimiento, probablemente el más adecuado sería evitar ser obeso.

Reducir la obesidad es luchar contra la inflamación, de esta forma las células de nuestro cuerpo se vuelven más eficientes en su funcionamiento y en la eliminación de residuos.