En el Día Mundial de la Lucha contra la Obesidad se desarrolla la campaña "la obesidad está también en la cabeza"

13.11.2018

Las dos principales asociaciones de lucha contra la obesidad en nuestro pais SEEDO y SEEN han desarrollado esta campaña para concienciar sobre los aspectos psicológicos ligados a la obesidad. La presencia de la obesidad hace que sean más frecuentes ciertos trastornos psicológicos. Las personas obesas tienen una mayor probabilidad de sufrir ansiedad y depresión.

Tratar de que el paciente obeso trate de mejorar su situación sin entender y tratar sus aspectos afectivos como ansiedad y depresión es una tarea condenada al fracaso, solo teniendo en cuenta estos factores se podrá enfocar el tratamiento de forma que el paciente adquieran un compromiso serio para realizar el tratamiento a largo plazo y cambiar sus hábitos de vida.

Por tanto un enfoque basado exclusivamente en restricción calórica y realización de dieta nunca funcionará a largo plazo si la persona no entiende su psicología y comportamiento, para ello debe ser  asesorado por un profesional en como debe cambiar su forma de pensar y actuar para superar su problema.