El peligro de las llamadas bebidas energéticas

19.03.2017 21:23

En los últimos años se ha disparado el consumo de bebidas energéticas, afectando este consumo en mayor medida a la población más jóven.

Los adolescentes son el público objetivo de las campañas de marketing y por el incremento exponencial de su consumo, podemos decir que las compañías que venden estos productos están consiguiendo su propósito.

Los efectos nocivos sobre la salud se centran en 4 aspectos fundamentales:

1.- Contienen mucha azúcar, con los problemas que el exceso de ésta puede ocasionar (obesidad, diabetes...)

2..- Contienen demasiada cafeína con efectos negativos para los jóvenes (pérdida de sueño, palpitaciones...)

3.- Muchas de ellas contienen taurina, aminoácido que fabrica nuestro propio cuerpo y que no está claro que efectos puede producir la versión sintética (estimulando el sistema nervioso central de forma artificial)

4.- La combinación con alcohol (que es muy habitual) es especialmente peligrosa ya que la cafeína y taurina enmascaran los efectos del alcohol y los jóvenes continúan bebiendo ya que aparentemente no se encuentran mal. por ello es muy fácil que sufran una fuerte intoxicación etílica.

Debido a todo lo anterior tenemos que ser muy cuidadosos en el consumo de estas bebidas y vigilar el fácil acceso que desgraciadamente tienen los jóvenes a ellas.

Volver